MALLORCA

 

 

 

Señora entre las demás islas. Eres la de la calma, la del mar cálido y de olas tranquilas.

 

                Te han pisado

                     y ofendido.

 

Siempre codiciada, fábrica de dinero inagotable.

 

No respetaron tus encantos pero en su nombre atraen millones de almas, vendiendo el paraíso aquel que eras...no hace tanto tiempo.

 

                Te han saqueado

                        y violado

 

Y, sin embargo, aún quedan bellezas en tus playas, todavía reluces con luz propia.

 

Mallorca, mi tierra... mi pobre roqueta destrozada.